martes, 7 de agosto de 2012

VER PASAR

no hay sorpresa

no hay sorpresa

pocos son los que lloran
pocos son los que rezan

no se sabe arrodillar
encontrar la gran grandeza

no se sabe agradecer
hay apuro por tener


amontonada va mucha gente
sin detenerse a pensar

atropellada y en caída
dejando pasar la vida

las grandes pequeñeces
se parecen ignorar

13 comentarios:

Pluma Roja dijo...

y son esas pequeñeces cotidianas las que se convierten en grandes problemas. No se observa se ve.

Precioso y profundo apreciado Lao.

Saludos cariñosos.

Abuela Ciber dijo...

Tienes razon, de prisa, de prisa, la vida se les va.

Cariños

maria cristina dijo...

Hoy son la excepción los devotos de San Cayetano, mi mamá, que era una gran trabajadora, murió en esta fecha. Tenemos que correr menos y agradecer más Lao, es verdad, un abrazo!

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y corremos, como dementes, detrás de espejos y zanahorias...

Paz&Amor

Isaac

Sara O. Durán dijo...

Mucha verdad en tus versos. Lo que vale allí está cerca, fácil y gratis, para qué esperar a que sea el cardiólogo quien nos no diga?
Abrazo de anís.

Armando dijo...

Y así nos va amigo Lao. No nos damos cuenta de que en los pequeños detalles de cada día, hechos con dedicación, están las grandes proezas del ser humano.
Un fuerte abrazo.

Cecy dijo...

La vida se va en esa prisa diaria que no nos lleva mas que a perder de disfrutar de esas pequeñas grandes cosas.

Un gran abrazo.

Aniagua dijo...

Una gota de rocío,, es tu poema
Un abrazo, querido Lao

fus dijo...

Escribes poemas, que dicen verdades como puños. Enhorabuena.

un abrazo

fus

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Es así, mi querido Leo, pero no hemos de callar nuestras bocas, y gritarlas con nuestras letras para que algún hombre caiga de su pereza y se de cuenta que lo que vive , no es vida.
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

MAR dijo...

Es verdad y las grandes pequeñeces son las que más nos dan felicidad.
Al menos yo disfruto de todo lo simple que la vida nos da y no me dejo de admirar de lo que para algunos es algo cotidiano.
Mis cariños.
mar

Gustavo dijo...

Hola Lao. Si es verdad. Uno a veces no valora las pocas cosas que tiene y le hacen bien hasta que las pierde. Ahi empieza a extrañarlas se arrpiente por no haberlas cuidado un poco mas.
Un abrazo

maria paunero hughes dijo...

siempre corriendo la gente va, y sin saber para donde, pero vamos todos!!