martes, 30 de julio de 2013

HOJAS SECAS














nada tan lindo
como ponerse a ver
una hoja caer

soplada del viento
llevada a volar
trayendo recuerdos


me deja pensando
me lleva flotando
soñando despierto


la veo sin ver
juguete del tiempo
mi mente mis ojos
se quedan mirando
al verla volar



se suman las hojas
de colores secos
otoño sorpresa
me sabe embaucar
volando  volando
me lleva a pasear

14 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Precioso y con mucho ritmo.

Buenos días Lao.

Dejo un abrazo.

magu dijo...

LAO
Te prometo enviarte el resumen de la otra mitad del libro (donde justamente habla del AMOR que puede prescindir -luego de trascenderlo- de lo carnal)

VER UNA HOJA CAER ,es de por sí, un acto meditativo, es una meditación en si misma, como ver el recorrido de los peces naranjas en una gran pecera, son visiones que dan paz por su belleza.
Un amigo nuestro, está decorando una pared del living con hojas marrones secas, de álamos creo o de paraisos, esas que son grandes,y quedan hermosas, también ví muchos cuadritos pintados sobre los fondos de una hoja seca, generalmente a la virgen maría pero también otras figuras. Yo las barro en la terraza pero las guardo, no las tiro, porque luego serán tierra, y si tuviera un jardín, las dejaría que se mezclasen con el pasto, porque también luego serán tierra, un regalo del cielo y de la tierra, para su fecundidad y su belleza, un beso LAO

Sara O. Durán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sara O. Durán dijo...

Admiro mucho tu libertad, pureza y capacidad de aceptación y de amar. Hay mucho que aprender de ti, amigo-vecino. Te deseo mucha felicidad!
Abrazo, Lao.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Volar, volar, con las alas de una hoja llevada por el viento hasta donde la imaginación lo permita.

Un abrazo.

maria cristina dijo...

Lao, en casa de mi hija ya no quedan hojas en los árboles cercanos, hace un mes barrí las últimas, ahora pueblan sus ramas los pájaros de diferentes especies como una forma de cubrir su desnudez, un abrazo!

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Hojas que marcan el Ritmo de Vida y, también, su renovación y espontánea aventura...Precioso.
¡¡¡Gracias por seguir mi blog!!!
Ya estoy siguiendo tu Mágico Espacio.
Abrazos.

esteban lob dijo...

Cada estación tiene su propio encanto, amigo Lao.
(Incluso la de trenes, cuando viene algún ser querido.)

Abuela Ciber dijo...

Muy romantico lo que nos regalas, eso si buen rastrillo luego para recogerlas.

Cariños

Esteban Entio dijo...

muy bueno lao, nostalgico!
saludos!

ReltiH dijo...

DE ACUERDO CON ESTEBAN.
UN ABRAZO

Gustavo dijo...

Hola Lao. Si, a mi me encanta cuando se caen las hojas y quedan desparramadas por la vereda. Le dan cierto aire pueblerino a la ciudad, sobre todo los Domingos cuando no hay tantos coches.
Te mando un abrazo

Noris Marcia dijo...

Lao, bellisimo poema: sensible y hermoso como las hojas del invierno. Saludos, amigo Lao.

BETTIANA VÁZQUEZ dijo...

Hola tienes un blog maravilloso, preciosas letras!!
te invito a visitarme: casadoresdesensaciones.blogspot.com/
Un abrazo!