miércoles, 18 de septiembre de 2013

CHISPAZOS 3









l






la sombra
es obsesiva

--------------

la euforia
es exagerada

14 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Creo que los terminos medios son los mas sanos y eficaces, pero......cada ser nacio con un fin determinado.

Cariños

magu dijo...

LAO
La música me pone obsesiva y eufórica, se me da por un tema y lo oigo cien, doscientas, trescientas veces seguidas, desde chica, solo por una armonía tal vez, en un pequeño compás. Ahora estoy con SO TINHA DE SER COM VOCE solo por milton nascimento y tom jobim, o por ellis regina, pero por los acordes, luego gershwin y así, por eso medito, para que la euforia no haga descarrilarme, o descentrarme.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Siempre debemos mantener ponderación en nuestras actitudes y aptitudes.
Abraços e beijos.

emejota dijo...

Ambas producen daños cerebrales, y si permanecen demasiado tiempo hasta puede que irreversibles.. Bs.

Amapola Azzul dijo...

Lo ideal está en el equilibrio. Un abrazo.

Carmen Silza dijo...

La verdad que una sombra nos puede obsesionar de tal forma hasta llegar a la locura, como dice la Abuela, encontrar el equilibrio aunque nos lleva tiempo es encontrarnos con la paz.
Un placer leerte Lao, escueto pero profundo.
Bss

Cecy dijo...

Hay obsesiones naturales como la sombra propia, sino miremos a los animales que hacen con ella.

Juegan!

Un abrazo amigo!

Pluma Roja dijo...

También está la sombra de un amor. La euforia habrá que evitarla.

Saludos cariñosos.

Llego tarde porque no podía acceder a Blogger.

Ahora creo que no se ve lo que publico. Te invito a que llegues a mi blog.

ALUISIO CAVALCANTE JR dijo...

Caro amigo

Quando a alma tem fome de beleza,
chegar aqui,
sentir as palavras e o seu perfume,
é encontrar o doce alimento da
alegria...
Alimento que me renova as energias,
quando muito já silenciou pelos caminhos...

A amizade é o alimento da esperança.

ReltiH dijo...

CHISPOSOS MUY CERTEROS!!!!!
UN ABRAZO

maria cristina dijo...

Los extremos son peligrosos, Lao, un abrazo!

Sara O. Durán dijo...

No es bueno mucho de algo... termina enfermándonos. Busquemos el equilibro.
Fuerte abrazo para ti!

Soñadora dijo...

Encontraremos el punto medio?

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Ni tanto que queme al santo ni poco que no lo alumbre, decían mis abuelos.

Un brazo, estimado amigo.