jueves, 20 de febrero de 2014

RITMO INTERIOR















una catarata
desborda
mis sentimientos

fluyen risas
y lamentos
fuera de borda

un barco de papel
desafío de pincel
un hermoso cuadro

copia la vida

pinta la vida

dice como es

dejaré para después
las confidencias
de la conciencia

ahora cantaré
cantos de la villa
de maravilla

saldrá una pintura
que no puede ser vista
pero si pintada

de algún modo
imaginada para
no mostrar del todo

habrán melodías
noche y día 
para ser cantadas

solo por mí
las verán en mi cara
adivinadas

pero no escuchadas

imaginadas


8 comentarios:

magu dijo...

DON LAO
Puedo imaginar las melodías que cantás sin decirlas, jajjaa pero no te voy a decir cuales son, así seguimos entre todos haciendo este juego. Necestiamos LAO, como pueblo entero, como mundo entero, poder ser productores propios de más endorfinas, de más oxitocina, de más alegría y felicidad. ¿Viste como cantan lasa mujeres africanas de algunas aledeas, con las voces bien agudas o muy graves y a viva voz, a veces sin palabras ?, y sus ropas son de muchos colores. Asi vale la pena vivir, así tenemos que vivir. Sin necesidad de dinero, sin apariencias, sin nada, más que con un vestido de alegría.

Armando dijo...

Cantar a la vida y a todos sus desafíos, demuestra aplomo para interpretar, como tú tan bien haces, las melodías que vamos escuchando a través de ella.
Un abrazo,Lao.

Marina-Emer dijo...

ppues lo mas hermoso de la vida poder cantarle con alegría
ya me hice seguidora de tu blog ,gracias por tu visita .ha sido un placer
un abrazo
Marina

Yessy kan dijo...

Una hermosa oda a la vida. Me gustó mucho como la describes. Seguiré visitándote, tienes un lugar muy acogedor con tus versos.
Saludes

Omar enletrasarte dijo...

cantas tu mensaje con una musicalidad poética que es un don de pocos
saludos

ReltiH dijo...

TREMENDAS LETRAS!!!! GRACIAS.
UN ABRAZO

Misterio Azul dijo...

Con seguridad será un bello lienzo el que tu pintes...

Muchos besos

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Leyendo tu poema pude ver esa catarata de imaginarias locuras desbordadas, viene bien sentirse así.

Abrazos.