jueves, 5 de mayo de 2016

OTOÑALES






fotos
























la hoja inquieta

se queda muy quieta

en manos del viento

sometida a su capricho



soplido muy suave

la deja en la tierra

se juntará con las otras

apilada a montones



arrastrada por su amo

la llevará a los rincones

donde sigue el proceso

sin hacer mucho ruido 



percibe con  el oído

sus lindas canciones

violines de viento

muy quieto y atento



mientras camino 

con los pies descalzos

voy agradecido

y muy conmovido





sonrío

suspiro

existo

y respiro

13 comentarios:

Alejandro Alfano dijo...


Un bello poema LAO. El otoño nos inspira poemas a cada paso. Es que con solo salir a la calle la alfombra dorada de hojas nos ilumina.

Un abrazo.

Amapola Azzul dijo...

Es precioso.
Me he sentido como una hoja.

Lindo suspiro tus bellas letras. Enhorabuena.

Saludos.

Omar enletrasarte dijo...

del contenido a la forma, perfecto!
saludos

Buscador dijo...

Bajaba en espirales
y mi pupila la seguía
un pensamiento se nos cruzó
y
quedó prendido en mi memoria...

mónica pía dijo...

hermoso el otoño en tus palabras! la naturaleza te debe disfrutar también a vos!

un beso,

AMBAR dijo...

Muy bellas alabanzas al otoño, que se viste de bellos colores y al perder sus hojas se queda desnudo.
Un abrazo.
Ambar

Abuela Ciber dijo...

Sentir las hojas acariciendonos, es como si nos trasmitiran sentires secretos que solo la naturaleza sabe
Precioso Lao
Cariños

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Es un grato placer caminar sobre esas crujientes hojas.

Abrazos.

Pluma Roja dijo...

Linda esa sensación de saber que existes. De saberse vivo.

Precioso.

Saludos Lao.

maria cristina dijo...

Esa es la alfombra dorada de un poema mío Lao, así la pensé, qué hermoso paisaje acompaña tus profundas sensaciones, un abrazo!

ReltiH dijo...

PARA SEGUIR EL CAMINO.
ABRAZOS

Gustavo Yandros dijo...

Muy lindo post soobre el otoño. La epocoa en que las hojas secas bañana las veredad dando a la ciudad cierto aire pueblerino. A mi me gusta pisarlas y escuchar el crunch
Te mando un abrazo

esteban lob dijo...

Al ver barrer las hojas, estimado Lao, crece y se magnifica la belleza inconmensurable de la estación más poética y conmovedora.

Abrazo otoñal.