jueves, 7 de febrero de 2013

TU PRESENCIA



(a mi hijo Ignacio)















nos dejaste tu señal
impactándose un camino
que indicaba tu destino

yo sabía
lo sabía lamentablemente

la presencia
de la señal 
de tu ausencia

vos te fuiste
no volviste 
no volverías

lo sentía
muy profundo
adentro mío

desgarrando una herida
con tu partida



no volverías
lo sabía

sin embargo
en el letargo
quedó tu mano 
hacia arriba

en aquél árbol
a medio camino
marcó un desgarro
muy sentido

un dedo pulgar
señalando hacia la casa
un dedo índice
mirando el cielo

ese sería tu norte
allí te quedarías

el mensaje de la rama
a medio podar
pudo dejar
la señal profunda


que tu vida seguiría
pero a la tierra
jamás   jamás
jamás        volverías

lo sentía
en lo hondo
adentro mío

desgarrando 
una herida
avisando 
tu partida 

lloré    y   lloré
en lo profundo 
quise decirte
que no te fueras
como un capricho
que te quedaras


pero sabía
que desviar 
tu norte
no podría



Hay mil detalles
pequeñas luces
que delatan
tu presencia ausente

suspiros palabras
ruidos y cosas
que hablan de vos
y tu ausencia presente

que no la diré
no las puedo decir

por no llorar
y desbordar
en angustia 
sin remedio

veo tus fotos
tus objetos
que vos hiciste
con tus manos

a pesar de tu mensaje
no podré dejar el llanto



de tanto en tanto
miro hacia el árbol
que indicaba tu partida

que a pesar 
de haberlo sacado
en mi mente
esa imagen
seguirá estando

y aunque no lo quiera
seguiré llorando.........
lo sabía


                                                  lao paunero

19 comentarios:

esteban lob dijo...

Impactante amigo.
Simplemente.

Abuela Ciber dijo...

Tus palabras desgarran, tengo amigas con dolores similares.
LLegue a ti y señora mi afecto en un abrazo de gran cariño
Martha

magu dijo...

LAO
Sabía lo de tu hijo, y me costaba a veces sentir espontaneo ese empeño tuyo en ser optimista. Sin tener derecho, yo lo percibía así. Y a pesar de que seas un hombre constructivo, positivo, bueno, de vez en cuando tiene que volver a sangrar la herida, porque es el único modo de curarse, de drenar. Jamás cerrará, jamás cicatrizará del todo, pero en ella está él también, y gracias a ella lo evocás con intensidad cuando supura. Sigo creyendo que quien se va joven es porque tuvo mucha vida antes, es una estrellita con ansias de seguir siendo energía pura, y no estancarse en los vericuetos de este plano tan denso. Y liberarse de todos los problemas. En tu meditación y silencio diario, lo vas a encontrar, él está íntegro, y aparece cuando nadie lo ve o lo retiene, totalmente vivo, en la luz, con DIOS.
Tal vez te deje de escribir por un tiempo, solo les escribiré a quienes pasen por mi blog, como una cortesía, UN ABRAZO Y BENDICIONES
MAGÚ

maria cristina dijo...

Lao, "hay que soltar" es algo que escuché muchas veces, no llores más, recordá sus horas felices con ustedes, tu corazón logrará la paz, un abrazo grande

ReltiH dijo...

UFFFFFFF... QUÉ PROFUNDO SE SIENTE... ME QUEDÓ UN GRAN VACÍO...!UN PLACER VISITAR SU ESPACIO.
UN ABRAZO

Sara O. Durán dijo...

Lao: Un abrazo inmenso, cariñosísimo, con todo lo mejor que haya en mí, se los brindo gustosa, para tu esposa, otros hijos y tú...

¡Qué soltarlos ni que diantres! Al contrario, aférrate a sus mejores gestos, risas, palabras, actitudes, quédate con todos esos momentos tan maravillosos tatuados a tu ser, hasta fundirlos contigo, y ser tú él, en esas mejores cosas!!! así lo tienes a diario contigo y le ganas un poco la partida a la ausencia... para anteponer el gusto al dolor... no se si me explique.

Cecy dijo...

Lao querido, solo mi abrazo.
que dolor!



Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Mi querido Lao, nunca se olvida un hijo, y qué mejor que poner tus sentimientos en tus letras, que aunque hoy desgarran nuestro corazón, sabemos estar a tu lado.
Con ternura.
Sor.Cecilia

San dijo...

Tan triste y tan lleno de amor Lao.
Un abrazo.

ibso dijo...

Mi corazón se inclina a consolarte, me mente me dice que no hay palabras de consuelo.
Dicen que dos almas se hermanan cuando llorán juntas...
hoy eres mi hermano.
Un gran, gran abrazo.

ana dijo...

La ausencia duele mucho, muchisímo, y lo sé porque la vivo también, pero si en la ausencia notas su presencia es que no se ha ido del todo. Estoy contigo porque te entiendo.

Besicos.

NuMaN dijo...

Me ha tocado mucho éste homenaje a tu hijo.No tengo palabras, como padre y como persona las encuentro insuficientes ante las tuyas, tan sentidas, que afloran desde el dolor y el sentimiento profundo.Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Llevo un nudo en la garganta Lao, no tengo palabras. Un fuerte abrazo amigo.

Gustavo dijo...

Hola Lao. Muy triste el texto. Como una herida abierta.
Yo tambien lo sabia. Me lo habias dicho una vez. Y solo el que lo vive puede saber realmente lo que siente.
Te mando un abrazo y fuerza! No queda otra

Susana Jiménez dijo...

Nadie sobrevivirá, solo lo que dejamos por escrito y más si son sentimientos tan profundos como estos que has desgarrado es tus versos.
Gracias por compartir un sentimiento tan real que duele, y eso se siente cuando el alma quiere llorar a medida que te va leyendo.
Un abrazo fuerte y me ha gustado llagar hasta aquí

emejota dijo...

Mi hijo mayor también se llama Ignacio. Mi segundo hijo y menor, ya no es mi hijo, no se ha muerto pero sí para mi. Ese es el segundo "pavor".
Hace muchos, a los 18, escribí que lo peor que le podía ocurrir a un pa/ma/dre es la muerte de un hijo y lo ratifico, cada caso es único y no tengo palabras, solo encuentro algún consuelo buscando interpretaciones de lo más diverso al factor muerte, y esto lo vengo haciendo desde hace muchos muchos años, quizás porque me consta que es la única frontera.
En estos momentos dudo si lo que llamamos vida en realidad es muerte, y no diré lo contrario porque no creo en ello. Si hay que bailar con la "más fea" se baila con dignidad, valor, fortaleza y desde el limbo comunitario de las emociones humanas que todos los nacidos compartimos. Bsss.

lidialaescriba dijo...

es la vez primera que paso por este blog!!! y quedé...meditando, cada palabra, es verdad, un hijo no tiene el consuelo específico, no se cierran las heridas...mediocres hay tantos!!!!,las heridas dejadas de los que ya no están,los amigos desaparecidos, los hijos yertos, que cantidad de sentimientos!!!!
muchas gracias,quise ponerme como seguidora,pero la verdad no se que pasa, con, ese tema, que no sale,
un abrazo enorme,
gracias,che!
lidia

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Cuánta tristeza escondida en cada verso, pero cuánto amor a la vez, ese amor que nunca se termina porque perdura en los recuerdos.

Un abrazo.

JLO dijo...

hace rato que no leía algo tan profundo... tan sentido...


salu2 master...