domingo, 21 de septiembre de 2014

LOS COBARDES SIEMPRE HUYEN

















muchas veces
no hay
palabras suficientes
y convenientes
para expresar un dolor

solo quedará
el eco del llanto
bien guardado
escondido
confundido

en la vorágine
que imagine 
la impotencia
de no hay ciencia
que resguarde

tristeza bajo llave
sin que escape
lágrima escondida
en soledad
sin compañía

dolor de amor
angustia mustia
muerta entre fieras
que rodean
al cadáver

de las caídas
y tropezones
de la batalla
de la vida
en pos de la Paz





¡triunfará!
¡triunfará el Amor
de una vez por todas!
amontonará los impávidos
y los indiferentes

que al ver pasar
al cortejo del fracaso
acomodarán el paso
timidamente
para que no descubran

su apatía huyendo del compromiso
su tibieza y su miedo
a calentar las manos
en el fuego eterno
privados del desvelo
por amar al Cielo

¡ellos no tienen Paz!

8 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Coincido en tu esperanza, hay que abrazarla con fuerza hasta que se materialice en la humanidad.
Muy buenos versos. Un abrazo también para ti, Lao.

ReltiH dijo...

PLANTEAMIENTO MUY COHERENTE.
UN ABRAZO

Armando dijo...

No puedo otorgar La Paz, si no la poseo, aunque la misericordia y el perdón siempre están a la puerta para poderlos recibir.
Con mucha esperanza. Un abrazo.

maria cristina dijo...

Lao, tus palabras tienen la fuerza necesaria para llegar a los oídos sordos, un abrazo!

Abuela Ciber dijo...

Creo estimado Lao que nada se solucionara si no viene acompañado de una paz interior en cada ser humano.
Que cada uno se pare en esta voragine en que vive y recapacite, tal vez asi haya menos dolor y cobardes huyendo.

Cariños

esteban lob dijo...

Seguirán en su fuga, pero no podrán con el peso de su (in) conciencia.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Mientras la esperanza persista algo se podrá hacer, ojalá que así sea.

Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Cuánta razón tienes en este poema lleno de reflexión Lao. Ojalá muchos lo lean. Me ha gustado mucho. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amigo.